»
»
¿Cómo impermeabilizar cubiertas no transitables?

¿Cómo impermeabilizar cubiertas no transitables?

cubiertas no transitables

Tanto las azoteas como las cubiertas planas suelen ser las que se instalan con más frecuencia en los edificios. Esto es debido a que son más fáciles de mantener, debido a que no son transitables para los residentes. Además, este tipo de impermeabilizaciones de cubiertas suelen aplicarse para evitar las filtraciones de agua, la aparición de hongos y también entrega aislamiento térmico a las estructuras.

Por ello, es muy común encontrarse con estas obras en las diferentes comunidades de propietarios.

¿Qué es la impermeabilización de cubiertas no transitables?

Se trata de aplicar una capa o material que proteja la cubierta de los diferentes fenómenos meteorológicos así como de otros factores destructivos como la humedad, el moho y los hongos. Este tipo de trabajo debe ser realizado por un experto, ya que una mala ejecución puede ocasionar fallas en el sistema y por tanto, el material podría perderse.

¿Cómo impermeabilizar una cubierta no transitable?

Cuando se trata de reparar una impermeabilización de cubiertas no transitables se debe eliminar el material ya existente. De esta forma se sanea la superficie y podremos colocar la nueva. Sin embargo, hay quienes deciden instalar la capa directamente sobre la existente, ya que con ello se ahorra el importe que genera retirarla. Igualmente, si decidimos esta segunda opción es importante realizar un saneado y limpieza profunda de la cubierta.

Una de las etapas más importante que se debe tener en cuenta al momento de impermeabilizar cubiertas, es el punto de unión entre diferentes materiales. Sobre todo cuando se trata de la unión entre componentes rígidos como telas y puntos singulares como el tragaluces. En estas situaciones son los profesionales quienes deben regirse por las indicaciones que publican los fabricantes para cada producto.

Cuando se trata de azoteas solemos pensar que su impermeabilización tendrá muchas dificultades para poder subir e iniciar el proceso. No obstante, estas estructuras suelen tener un punto de acceso que permita su mantenimiento. Aunque puede ocurrir que no cuenten con ello y en ese caso, sí estaríamos ante un problema.

Materiales recomendados para la impermeabilización

Aunque se puedan utilizar materiales de uso general, para lograr la impermeabilidad de una cubierta no transitable se requieren de materiales específicos para tal labor. Para realizar una impermeabilización integral de una azotea, por ejemplo, se recomienda la aplicación de los siguientes materiales o métodos:

1. Tela asfáltica

Se trata de un material bastante duradero, que ofrece diferentes resultados de resistencia a la tracción así como a los temporales. En caso de elegir la tela asfáltica se recomienda elegir con propiedades de aislamiento para que pueda absorber el calor y que este no cause sobrecalentamiento en el tejado. También es imprescindible revisar el peso que su instalación aportará a la estructura de la cubierta.

 2. Poliuretano líquido impermeable

Se trata de un material fácil de aplicar y muy resistente. Suele ser recomendado para las cubiertas más pequeñas que tienen una cantidad importante de esquinas y una superficie irregular. Este líquido viene con una composición como la pintura y su valor más resaltante es que soporta la radiación UV.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*